141 días es una película documental que muestra la política por dentro: ansias de poder, traiciones, engaños y el esfuerzo de miles de personas que, movidos por un ideal, apoyan a unos líderes políticos que encontraron en esta ilusión colectiva su oportunidad de oro.

El 10 de julio de 2010 más de un millón y medio de personas se manifiestan en las calles de Barcelona. Reclaman que Cataluña se convierta en un nuevo Estado de la Unión Europea, independiente de España.

Tras la protesta cientos de personas consideran que ningún partido político representa la voluntad de los manifestantes, de manera que impulsan la creación de una nueva fuerza política. Pretenden recoger el espíritu de la manifestación de Barcelona y presentarse a las próximas elecciones para proclamar la independencia de Cataluña desde el Parlamento. Quieren hacerlo al margen de los dirigentes políticos, de quienes han perdido toda la confianza.

Dos políticos profesionales de la escena independentista de Cataluña, Alfons López Tena y Uriel Bertran, abandonan sus respectivos partidos en conocer la iniciativa ciudadana que se estaba generando. Proponen al expresidente del FC Barcelona, Joan Laporta, postularse juntos para liderar este nuevo movimiento. Nace así la coalición “Solidaritat Catalana per la Independència”.

Joan Laporta, Alfons López Tena y Uriel Bertran se proclaman líderes de la nueva fuerza política tras imponerse en unas elecciones primarias que ellos mismos custodian.

141 días muestra, por primera vez, las interioridades más íntimas de una fuerza política contemporánea. Lo hace de forma explícita y sin ningún tipo de censura.

Ficha técnica

Dirección: Albert Fuguet y Susana Crestelo

Guión: Albert Fuguet

Realización: Susana Crestelo

Producción: Ganxoo Media

Postproducción y montaje: Susana Crestelo

Redacción y documentación: Albert Fuguet

Asistente de postproducción: Pablo Finquelievich

Sonorización: Jordi Joan Garcia

Cámaras: Susana Crestelo y Pablo Finquelievich

Sonido directo: Pablo Finquelievich, Enric Esteban

y Glòria Fernández

Motion Graphics: Héctor Cornelles y Jaume Creus

Ilustraciones: Miguel Rosa y Susana Crestelo

Grafismo: Héctor Cornelles

Voz en off (v.o. i v.o.s.e.): Albert Fuguet

Voz en off (versión en inglés): Rob Paterson

Traducción al inglés: Ontranslation www.ontranslation.es

Música original: Jordi Joan Garcia y Iván Hanon

Asistentes técnicos y de producción: Pablo Finquelievich,

Glòria Fernández, Nadia Arenas y Gerard Fuguet

Género: película documental

Filmado en: Cataluña

Duración: 102 minuts

Año de producción: 2010

3 Comments

  1. Juan A. Alonso Velarde

    Una película que nadie debería perderse.

    Visionen el documental y disfruten del mismo. Por muchas palabras, no es lo mismo verlo a que te lo cuenten y doy fe de que lo primero llega a dejar sin palabras que lo definan.

    Albert Fuguet y Susana Crestelo son los directores de ‘141 días’, un documental que nadie debería perderse para poder conocer de primera mano cómo funcionan en realidad los ’independentistas’ Joan Laporta y Alfonso López Tena, muñidores de Solidaridad Catalana por la Independencia. A estos caballeros al final lo que verdaderamente les ocupa y les preocupa es ocupar una pequeña parcela de poder, aunque sea mínima, y no disimularán un ápice en ’contaminar’ un recuento de votos para evitar que sean otras las opciones que manden en el partido.

    Desde luego, los autores de esta obra audiovisual han tenido la perspicacia de no recurrir a los soportes tradicionales para su difusión, primero porque el coste sería elevado y luego, quizá lo más importante, que hubiesen tenido más que problemas para difundirlo en las salas comerciales de Cataluña, ya que al final, aunque los propios responsables de Solidaridad les dejaron grabar sin mayores dificultades, no debe gustar mucho en el seno del partido que se sepa cómo se desarrollaron determinados acontecimientos y cómo al final interesaba más la lucha por llegar a la poltrona que el luchar por esos ideales.

    Gracias a esta cinta, se ha podido ver en primera línea y también entre bastidores como la conformación de un partido con un ideal claro al final acaba influenciada por unas luchas intestinas de poder, donde todos quieren subirse al carro de la poltrona, del escaño o del asiento de concejal para intentar sacar tajada al precio que sea.

    Precisamente, los Laporta y compañía, que alegan ser distintos que otros partidos, acaban siendo en el fondo iguales… a todos les pierden las formas. Ahora sólo queda que ustedes visionen el documental y disfruten del mismo. Por muchas palabras, no es lo mismo verlo a que te lo cuenten y doy fe de que lo primero llega a dejar sin palabras que lo definan: ver ‘141 días’.

  2. Sebastián Marín

    Una excelente película.

    Un guión muy bien armado. Esto que pasó en Cataluña podría ser perfectamente trasladado a Chile u otro país.

    Un guión muy bien armado. Una película excelente no sólo por su guión, sino porque retrata lo que es la política universal por dentro. El protagonismo de Fenoll es fantástico. Es muy interesante como ese personaje pasa de un simple tipo a ser la cara visible de lo que sucede en la política actual

    Esto que pasó en Cataluña podría ser perfectamente trasladado a Chile u otro país. En la política actual, al final, todos sucumben al poder. Buscan un lugar en lo alto y olvidan el sueño de libertad por el cual se luchaba desde un principio. En ‘141 días’ Fenoll lucha, pero no puede con el “establishment”, y ya está.

  3. Belén Montecinos

    Una película que traspasa tu pantalla y remece tu corazón.

    Muy buena calidad, muy buena producción. Sientes que respiras el mismo aire que respiran los que están al otro lado de la pantalla.. Esta es una película que supera la ficción porque es pura realidad.

    Muy buena calidad, muy buena producción. Absolutamente humana y políticamente honesta. ‘141 días’ despierta la ilusión masiva de un pueblo. Una ilusión que traspasa tu pantalla y remece tu corazón.

    Se siente una respirando el mismo aire que respiran los que están al otro lado de la pantalla. Es realidad intensa, no sé como lo logran los directores de esta película documental. Se siente la tensión como si una fuese parte del rollo, como si una estuviera a horas del conteo, a 141 días de convencer a un país de que alguien luchará por sus sueños.

    Una película que supera la ficción porque es pura realidad. Esperanza, decepción, rabia y alegría. Todo convive en ‘141 días’.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

3 × 5 =